PARAGUAY GIGANTE

PERIÓDICO / REVISTA / EDITORIAL

CELEBRAN DÍA DE LA VICTORIA TRAS GUERRA EN PLENA PANDEMIA Y MEDIACIÓN RUSA

82



Fabian November 11, 2022

El Día de la Victoria es un día celebrado en la República de Azerbaiyán en honor a la victoria en la Segunda Guerra de Karabaj en el 2020, en plena pandemia. 

Hace exactamente 2 años, en la noche del 9 al 10 de noviembre de 2020, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmaron un acuerdo trilateral sobre un alto el fuego completo y todas las operaciones militares. De este modo, el conflicto de Nagorno Karabaj terminó. 
El Día de la Victoria fue establecido por el decreto del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, el presidente Ilham Aliyev, el 3 de diciembre de 2020 tras la liberación de Shusha de la ocupación armenia el 8 de noviembre de 2020. 
El ejército azerbaiyano liberó las tierras que habían estado bajo ocupación durante casi 30 años, superando las fortificaciones de ingeniería construidas por el enemigo durante años. 
La liberación de Shusha decidió el resultado de la guerra. Armenia capituló y firmó un acuerdo que devolvía a Azerbaiyán los distritos de Kalbajar, Aghdam y Lachin. Avanzando rápidamente, los soldados azerbaiyanos liberaron su patria. 
La determinación del pueblo azerbaiyano, su fuerza económica, la construcción de un ejército moderno, la unidad del pueblo y el poder fueron factores importantes para asegurar la victoria del país en la Segunda Guerra de Karabaj. Por la victoria, el presidente Ilham Aliyev firmó un decreto sobre el establecimiento de un feriado especial para celebrar. Dada la importancia histórica de la ciudad de Shusha y su liberación de la ocupación, se decidió celebrar el 8 de noviembre de cada año como Día de la Victoria. 
Esta fecha ha llegado a simbolizar el espíritu inquebrantable y el valor del pueblo azerbaiyano para restaurar la justicia y liberar sus territorios de años de ocupación.
El presidente, el comandante en jefe Ilham Aliyev, hablando de la importancia histórica de la liberación de Shusha, dijo: "La liberación de Shusha de la ocupación demostró nuestra fuerza, la profesionalidad de nuestro ejército, el valor y el heroísmo de nuestras tropas. La ocupación de Shusha fue una operación que exigió gran profesionalidad y valentía. Estoy seguro de que esta operación ocupará un lugar especial en la historia militar mundial, ya que nuestros valientes soldados, armados con armas pequeñas, llevaron a cabo esta operación a través de montañas, bosques y senderos. La liberación de Shusha de la ocupación es nuestra gloriosa victoria".
Tras haber pasado por las duras pruebas de la historia y haber sido testigo de muchos acontecimientos, Shusha no se rompió ni se agobiaron ni siquiera durante los 28 años de ocupación. Como dijo el presidente Ilham Aliyev, "Shusha consiguió mantener el espíritu de Azerbaiyán a pesar de la ocupación. Incluso en las ruinas, incluso destruida durante la ocupación, Shusha consiguió mantener su espíritu, su rostro orgulloso, no se doblegó, no se rompió, nos estaba esperando, teníamos que venir, y vinimos. Llegamos como un pueblo victorioso. Sí, regresamos a Shusha después de 28 años de separación. Con nuestro regreso a Shusha llegó un nuevo aliento. Con la libertad, la ciudad ha sido testigo de grandes construcciones, reconstrucciones y eventos grandiosos. Ha comenzado una nueva era en el desarrollo de una ciudad liberada del enemigo”.
Tras la liberación, se iniciaron las obras de restauración, construcción y reconstrucción. En los territorios liberados se están llevando a cabo grandes proyectos de construcción de nuevas escuelas, mezquitas, hospitales, viviendas y otros edificios importantes. Junto con la restauración de los territorios liberados y de los monumentos administrativos, históricos y culturales, estos proyectos también incluyen la reactivación de eventos culturales, tradiciones que no se han celebrado en estas tierras históricas durante muchos años. Así, las zonas liberadas de la ocupación están siendo rehabilitadas espiritualmente.
Durante estos dos años, Shusha se ha convertido en la sede de muchos eventos, tanto locales como internacionales. La cuna de la cultura antigua, Shusha, abrió sus brazos a los huéspedes después de 29 años. El 29 de agosto se inauguró en Shusha el museo mausoleo del gran poeta y figura pública azerbaiyana Molla Panah Vagif, tras su reconstrucción. Los Días de la Poesía de Vagif se celebraron en la ciudad de Shusha liberada de la ocupación por primera vez el 30 de agosto y el 18 de septiembre se celebró en la ciudad el Día Nacional de la Música. 
El pasado mes de mayo, por decreto del presidente Ilham Aliyev, Shusha fue declarada capital cultural de Azerbaiyán. En la actualidad, Shusha se está reactivando y la ciudad espera el regreso de su población, antaño exiliada. Shusha fue ocupada por las fuerzas armadas armenias el 8 de mayo de 1992. En ese momento la población de Shusha era de 24.000 habitantes. 

LO QUE FUE LA GUERRA.
El 27 de septiembre de 2020, en respuesta a otra provocación armenia, el ejército azerbaiyano lanzó una contraofensiva. Los enfrentamientos se intensificaron rápidamente y se decretó la Segunda Guerra de Karabaj. 
El pueblo azerbaiyano se ha unido solidariamente para lograr un único objetivo: liberar las tierras de la ocupación, obligar a Armenia a la paz, cumplir con los requisitos de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que permanecieron sólo en el papel durante muchos años, devolver a los desplazados internos a sus tierras nativas y restaurar la justicia histórica. 
El valiente ejército de Azerbaiyán liberó de la ocupación 5 ciudades, 4 asentamientos y 286 pueblos. En la batalla por la defensa de Shusha murieron 195 personas, 165 resultaron heridas y 55 fueron capturadas o tomadas como rehenes. 
El 7 de noviembre, las fuerzas especiales azerbaiyanas se dirigieron hacia la ciudad, abriéndose paso a través de densos bosques y barrancos, y de difíciles pasos de montaña. Nuestros valientes combatientes entraron en Shusha desde varias direcciones, subiendo por las rocas en grupos de 100 personas. Se produjo un combate cuerpo a cuerpo. Durante la batalla, las fuerzas armenias bombardearon Shusha con misiles balísticos Iskander. El objetivo eran las fuerzas especiales de Azerbaiyán. La liberación de Shusha, la joya de Karabaj, querida por todos los azerbaiyanos, el 8 de noviembre obligó a los armenios a admitir su derrota tras una guerra de 44 días. 
Según el acuerdo firmado en Moscú, se decreta un alto el fuego completo y operaciones militares en la zona de conflicto de Nagorno-Karabaj apartir de la 01:00 hora de Bakú del 10 de noviembre, la retirada de las fuerzas armenias de los territorios azerbaiyanos controlados por Armenia alrededor de Nagorno-Karabaj antes del 1 de diciembre y la conexión entre República Autónoma de Nakhchivan y las regiones occidentales de Azerbaiyán por parte de un corredor protegido por fuerzas de paz rusas.

Compartir